Te enseñamos a hacer juguetes reciclados para niños (1)

Además de los valores, hoy en día es importante educar a los niños sobre el reciclaje y el cuidado del medio ambiente, y enseñarles sobres los grandes problemas a los que nos enfrentamos, de una forma que los más pequeños de la casa se diviertan creando sus propios juguetes.

El reciclaje y los niños

Conocer sobre el reciclaje y como respetar el medio ambiente, es una de las grandes enseñanzas que se deben dar a los niños hoy en día, tanto de los padres, docentes, como el entorno cercano, y así desde temprana edad cultivarán en su mente la necesidad de cuidar el planeta, porque de ello depende nuestra salud y calidad de vida.

Para ello debemos buscar la forma que aprendan los problemas que la humanidad enfrenta de forma amena y utilizando recursos lúdicos, yexplicar paso a paso por qué tenemos que reciclar, como una solución para evitar la destrucción del medio ambiente. Los niños necesitan saber el porqué de las cosas para poder hacerlas.

¿Qué hacer con los niños para enseñarles el reciclaje?

Se puede iniciar explicándoles las reglas de las cuatro erres:

  • Reduciendo la cantidad de basura
  • Reutilizar los envases y bolsas
  • Reciclar materiales como el plástico
  • Recuperar los materiales para volver a utilizarlos

Además los padres pueden enseñar con el ejemplo, e implementar algunas pautas en su día a día, y compartir con los niños el porque lo hacemos, como:

  • Elegir los productos que compramos con cuidado, considerando las posibilidades de reutilización
  • Evitar comprar productos que tengan demasiado envoltorio
  • Reciclar las bolsas del supermercado tanto como sea posible, para llevarlas a hacer compras o envolver la basura
  • Reciclar los papeles que se utilizan en casa, usando ambas caras
  • Sacar fotocopias de doble faz
  • Promover que los niños usen más la pizarra que los papeles
  • Acudir a talleres de reciclado de papel, para hacer manualidades, o crear tu propia papelería
  • Comprar bebidas en botellas recuperables, como botellas de cristal para varios usos, llevar la merienda de los niños en tuppers y no en bolsas plásticas
  • Usar lámparas y bombillas de bajo consumo
  • Difundir sus experiencias de reciclaje con los amigos y familiares

Además, se puede hacer una práctica solidaria donar ropa, juguetes o medicamentos, e involucrar a los niños para que escojan los que ya no usan, dejarlos ser ellos mismos que lo entreguen a centros de acopio o casas de beneficencia para que le den un destino útil. También, pueden ser los libros que ya no leen y los lleven a una biblioteca pública.

La siembra de árboles es una buena práctica para cultivar en los niños el amor por el medio ambiente, en la Fundación Alma Amiga se realizan jornadas de arborización en varias localidades, en una bella e inolvidable siembra de Araguaney, para verlos florear de amarillo en cada mes de mayo.


Juguetes reciclados para niños

La idea es mostrarles a los niños la importancia de aprovechar algunos objetos y darles una segunda oportunidad como juguetes reciclados. Incluso cuando los niños aprenden algo a través del juego, tienen más ganas de experimentarlo y asumen mejor los conocimientos y aprendizajes.

Los juegos son los mejores aliados en la educación del reciclaje y el cuidado del medio ambiente. Por ello te presentamos varias propuestas de cómo hacer juguetes reciclados, que pueden crear junto a los niños mientras los educan en valores a tu familia:

Juguetes reciclados para niños de 3 a 6 años.

En esta etapa se deben buscar manualidades que tengan presente el tiempo de aprendizaje de los niños, y los juguetes para niños que se fabriquen se centrarán en un menor número de materiales.

Dos opciones muy interesantes son los cerditos – alcancías con botellas recicladas, que también les enseñará el valor del ahorro, y los muñecos de corcho que tienen como principal ventaja la posibilidad de trabajar con la forma original de cada producto.

Cerditos con botellas recicladas para pequeños ahorradores

Necesitarás:

● Una botella de plástico

● Tijeras

● Papel de seda rosa

● Cartulina rosa y blanca

● Cola blanca

● Pistola de silicón

● Una escobilla rosa

● 5 tapones de botella (rosas)

● Un pincel

● Un rotulador negro

1. Empezaremos cortando la botella: por arriba, cortaremos el pico hasta el punto donde la botella se ensancha; en el fondo cortaremos unos 10 o 12 centímetros desde la base.

2. Seguidamente, recortaremos el papel de seda y cubriremos las dos partes de la botella con ayuda del pincel y la cola. Cuando se haya secado, nos aseguraremos de que el cuello de la botella entra en la pieza del extremo contrario que hemos cortado y pintado anteriormente.

3. En la pieza del cuerpo haremos una ranura para las monedas con ayuda de las tijeras

4. Con la pistola de silicón, un adulto pegará 4 tapones de botella en los costados de la base: serán los pies del cerdito. Mientras tanto, nuestro hijo puede enrollar la escobilla rosa (la cola del cerdito), que también pegaremos con la pistola de silicón.

5. Un par de trozos de cartulina rosa harán de orejas. Para los ojos, recortaremos dos círculos y pintaremos los ojos con el rotulador negro. Lo fijará con cola blanca un adulto. Y ya tenemos a la alcancía de cerdito.

Muñecos de corcho que protagonizan historias épicas

Otra opción estupenda son los muñecos de corcho, un juguete que podemos crear con poquísimos materiales y que tiene la ventaja de su simplicidad y los miles de opciones: muñecos, Caperucita roja, los siete enanitos o cualquier otro personaje.

Necesitarás:

● Fieltro

● Pegamento

● Tapones de corcho

● Tijeras

1. Comenzad coloreando el corcho del color del simpático personaje a diseñar.

2. Ahora tienes que preparar el rostro: puedes usar botones para la nariz, ¡pero no tienes por qué! Puedes pegar un trozo de fieltro negro y otros dos de color blanco para los ojos (¡píntalos con un rotulador permanente negro!).

3. Usad vuestra imaginación: para el pelo, podéis usar hilo de color rosa para las cerditas o lana negra para Caperucita roja debajo de su caperuza de fieltro rojo.

4. Por último, cubre la parte inferior del corcho con más fieltro para la ropa: ¡haz que tus hijos usen su imaginación para preparar a los personajes! Verás cómo después construyen historias durante horas…

Juguetes reciclados para niños de 6 a 12 años

Los juguetes reciclados para niños algo más mayores tendrán que intentar despertar el interés con una mayor complejidad. Por esto, presentamos dos opciones muy distintas entre sí: un verdadero cohete espacial y unos prismáticos para los niños y las niñas más expedicionarios.

Cohete espacial a reacción

Necesitarás:

● Cartón y tubo de cartón

● Cartulina del color del cohete

● Pincel

● Pinturas

● Tijeras

1. Haz cuatro cortes en el extremo del tubo para insertar las patas del cohete.

2. Diseña con tu peque las patas con cartón. Guíate de las imágenes de cohetes espaciales de verdad; a continuación, pintadlas.

3. Con la cartulina diseñaremos un cono que hará las funciones de cabeza del cohete. Lo insertaremos encima; si el tamaño no es exacto, nos ayudaremos de un poco de pegamento en barra o cola blanca para fijarlo.

4. Decoraremos el cohete con pinturas.

Hay muchas otras opciones de cohetes entre los juguetes reciclados para niños y niñas. 

Prismáticos de expedicionarios expertos

Si tu hijo o tu hija tiene alma de explorador, apunta cómo podemos empezar a descubrir hasta dónde le llevarán los pasos.

Necesitarás:

● Rollos de papel de baño

● Papel de colores (oscuros o de camuflaje)

● Cola blanca

● Pincel

● Tijeras

● Cinta

1. Utiliza el pincel para recubrir con pegamento los canutillos del rollo de papel de baño. Una vez la cola esté repartida, coloca el papel de colores encima.

2. Recorta varios rectángulos de cartón o de otro canuto del rollo de papel de baño y aprovéchalos para pegarlos entre sí: uno irá por arriba, el otro por abajo.

3. Finalmente, pega la cinta a los prismáticos y disfrutalos

Enseñar sobre el reciclaje desde temprana edad a través de la formación y brindando una mano amiga con amor incondicional es fundamental para su desarrollo integral. La Fundación Alma Amiga tiene dentro de sus objetivos la creación de estrategias educativas, y junto a sus voluntarios, embajadores y grandes colaboradores como Enrique Alberto Romero Domínguez, que entienden que la educación sobre el cuidado del medio ambiente es vital para mantener un planeta sano, y por ello realiza jornadas de arborización, sembrando en diferentes localidades el Araguaney, árbol de Venezuela. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

4 × uno =