Proyectos Humanísticos

¿Qué significa ser altruista?

El altruismo es un valor importante en la sociedad y en las personas, que se basa en las acciones basadas en la solidaridad y empatía por el otro, por el prójimo, que generan un impacto positivo en las personas que lo necesitan, no solo económicamente, también brindándoles nuestro tiempo, y con nuestras acciones de forma individual o como parte de un voluntariado puedas ayudarlos a traer bienestar a sus vidas.

Ser altruista

Puede definirse como una tendencia innata en algunas personas de ayudar a los otros de manera desinteresada, etimológicamente se remite al latín alter que significa otro, y proviene del francés altruismo, que se deriva del autrui que significa otra persona o los demás. El término como tal, fue creado en el siglo XIX por el filósofo francés Augusto Comte para definir un tipo de comportamiento opuesto al egoísmo.

Las personas actúan con altruismo cuando lo hacen sin perseguir un beneficio personal, sino por el objetivo de procurar el bien de las otras personas. De esta manera podemos decir que el altruista es quien piensa en los otros antes que en sí misma, brindando su ayuda sin esperar nada a cambio.

Como tal, el altruismo es un valor importante en la sociedad, porque su pilar es la solidaridad y la empatía con el otro, incluso el cristianismo es considera su práctica como una parte fundamental de sus creencias.

La solidaridad es un valor fundamental para la sociedad, ya que es un compromiso moral de un individuo para ayudar a otras personas en caso de necesidad, que además te impulsa a hacerte voluntario y ayudar a otras personas y poner un grano de arena para hacer un cambio significativo en el mundo.

Para desarrollar el altruismo, puedes:

  • Fíjarte en los pequeños detalles que hacen las cosas grandes, puedes comenzar con pequeñas acciones, cotidianas y ordinarias, como ayudar a un vecino, dar paso a los adultos mayores o simplemente, llamar a un viejo amigo y ver como esta.
  • Sonríe más seguido a la vida, tanto como puedas, y mira todo lo que pasa a tu alrededor, permanece consciente de todo aquello que te rodea y mirarlo desde el lado positivo.
  • Que tus actos hablen por sí mismos, debe ser un deseo sincero de ayudar al prójimo sin esperar a recibir nada a cambio, sin importar lo pequeño que sean, cualquier acto puede hacer de este un mundo mejor.
  • Agradece lo que tienes, reflexiona diariamente antes de dormir, sobre todo lo que tienes, sobre las cosas que hiciste por otros y lo que hicieron por ti. La gratitud impulsa a regresar todos los actos recibidos con amabilidad, y brinda bienestar en tu vida.
  • Hazlo por decisión personal, y tampoco esperes a que te pidan ayuda para ayudar, ni esperes que te lo agradezcan para continuar ayudando.
  • Dale el valor que tiene al altruismo, que tiene efectos positivos en muchos sentidos, el resultado de su buena práctica brinda bienestar en la comunidad. Además, de brindarte sentimientos de satisfacción de sentirte útil y beneficia al mundo entero haciéndolo un lugar mejor. Cada acto de altruismo ayuda a construir una sociedad más consciente.

Desarrolla tu altruismo haciéndote voluntario

Otra forma de desarrollar el altruismo es realizando labores de voluntariado, unirte a una organización o fundación que puedas ser de una influencia positiva en los demás y preocuparse por el bienestar material y emocional de aquellas personas que están en tu entorno, haciéndolo una forma de vida, y desarrollando estas cualidades haciendo de voluntario, en una organización en la que te sientas identificado, considerando:

  • El tiempo que dispones y que tipo de voluntariado te gustaría participar
  • Buscar una organización con valores que te identifiques
  • Comienza con lo que esté más cerca si es la primera vez que vas a hacer una labor de voluntario
  • Hazte voluntario en algo que desarrolle tus habilidades
  • Considera los requisitos que debes tener para ser parte de una fundación, como por ejemplo la edad, habilidades y el compromiso que debes adquirir
  • Elige la actividad que desees realizar
  • Antes de empezar, conoce la organización a la que quieras incorporarte, y resuelve cualquier duda con ellos

Fundación Alma Amiga, tal como lo explica uno de sus grandes colaboradores Enrique Alberto Romero Domínguez realiza una labor de voluntariado en las comunidades, y llevando las bondades del programa preventivo desarrollado por la organización que le garantice a los niños y adolescentes, crecer en un entorno lleno de valores y de buenas personas que rescaten su identidad como venezolanos y puedan hacer la diferencia para el futuro de este país.

Gracias a sus voluntarios y embajadores, la actividad de FAA avanza sin descanso, brindando una mano amiga, compartiendo el don de la fraternidad, como un regalo inagotable y siempre presente, porque Somos Alma Amiga, Somos Amor Incondicional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

15 − 7 =