Proyectos Humanísticos

Potenciar herramientas constructivas en los jóvenes para lograr un mundo mejor

El mundo cambia a una velocidad vertiginosa, mucho más rápido que el sistema educativo, por ello la importancia de dar a los jóvenes las riendas del futuro, y empoderarlos desarrollando habilidades que les permitan construir un mundo mejor, a través de ecosistemas educativos.

Empoderar a los jóvenes dentro del sistema educativo

En la era digital, ante la hiperconectividad, rápidos cambios y avances en la tecnologíacada vez se hace necesario conferir a los jóvenes con prácticas que les permitan adaptarse y prosperar en el mundo y construir un buen futuro. Sin importar, la forma en que se llame ante la realidad que se enfrentan los padres, lo mejor que pueden hacer es estimular a sus hijos a:

  • Amar a los desafíos o retos
  • Intrigarse por los errores que cometen
  • Disfrutar del esfuerzo y seguir aprendiendo

La educación actual requiere de colaboración, creatividad y capacidad de actuar de forma constructiva, en un ambiente que esta constante cambio, aplicando competencias esenciales, apuntando hacia el crecimiento impartiendo una educación de perseverancia. 

Los sistemas educativos son criticados por no brindar una formación que incluya competencias esenciales que despierte en los jóvenes una mentalidad de crecimiento, actuando de forma constructiva. Esto se puede lograr con la creación de nuevos ecosistemas de aprendizaje, donde los jóvenes se prepararán para darle forma al futuro que quieran, y no reaccionar ante el futuro que les toque.

Ecosistemas de aprendizaje

Ecosistemas se conoce como el conjunto de seres o especies que se viven, interactúan, se relacionan en un mismo espacio, se trata de nivel educativo haciendo referencia a:

  • Conjunto de personas que interfieren en el proceso de aprendizaje, alumnos, alumnas y profesores.
  • Conjunto de herramientas que intervienen en el aprendizaje, como medios, recursos, tecnologías y etc.
  • Surgimiento de interacciones y relaciones entre ellos.
  • El ambiente en el que se produce la relación y las características del medio, en cuanto a sociedad, época históricacentro educativo, ciudad, barrio, aula, entre otros.

La persona que esta aprendiendo genera una conexión con el entorno, donde todos los elementos que lo integran interfieren en el proceso de aprendizaje, y convertirlos en unos ecosistemas ricos que favorezcan e impulsen el desarrollo y aprendizaje de los niños y jóvenes. Para apoyar a los jóvenes a desarrollar e impulsar su liderazgo, se necesita trabajar en todos los sectores.

Un ejemplo claro es la escuela de School 21, que basa su criterio de educación tomando como eje seis atributos, que son:

  • Experiencia, dominar conceptos básicos de enseñanzas
  • Profesionalismo, disposición para aprender
  • Elocuencia, búsqueda de una voz propia
  • Determinación, para superar los reveses
  • Chispa, para tomar iniciativas y crear cosas nuevas
  • Artesanía, creando obras bellas

Estos lineamientos proporcionan a cada estudiante entrenamiento personalizado y apoyo personal. El plan de estudios está diseñado poniendo énfasis en la comunicación hablada, y el aprendizaje tiene sus raíces en el mundo real, poniendo en marcha proyectos prácticos que se muestran en eventos regulares de la comunidad.

Estos ecosistemas están diseñados para ser dinámicos y están en constante movimiento, que se anteponen a sistemas estáticos que permanecen a lo largo del tiempo. Los que interactúan en ellos ejercen acciones en busca de construcción constante de contenidos y experiencias de aprendizaje, de ahí su importancia, porque el futuro de la educación no solo se concentra en los elementos que integran el aprendizaje, sino también en las experiencias.

Ante los cambios, el futuro del aprendizaje depende del desarrollo de estos ecosistemas, que son entornos dinámicos que se adaptan fácilmente al cambio y con capacidad de resiliencia, capaces de soportar las tensiones y recuperar su forma, es necesario, crear sistemas que den cabida al cambio. Los ecosistemas funcionan:

  • Se aleja de las escuelas tradicionales y de las clases magistrales para centrarse en el proceso de aprender
  • El ecosistema de aprendizaje se basa en la construcción de experiencias de aprendizaje, desarrollando la capacidad de seguir aprendiendo, será de gran utilidad para el funcionamiento de la sociedad
  • La construcción de experiencias de aprendizaje requiere la acción del que aprender y del que enseña, ahora interactúan diferentes agentes y contenidos
  • El ecosistema de aprendizaje supone también una comunidad de aprendizaje, donde todos son agentes que aprenden, no solo los niños y niñas
  • En el ecosistema de aprendizaje hay libertad de acción y experiencias en lugar de clases magistrales

Empoderar a los niños, se necesitan sistemas que sean inclusivos y conducidos por ellos, respondiendo a sus sentimientos y necesidades en todo momento. Actualmente, muchos emprendedores sociales e innovadores educativos están demostrando la importancia de colocar a los jóvenes en el centro de la creación de un cambio social.

Al apoyar a los jóvenes para que de forma activa construyan el mundo en que quieren vivir, están preparando una generación con la capacidad de prosperar en un ambiente de cambios y hacer frente a los más grandes problemas sociales que enfrentamos la sociedad en el mundo de hoy.

Por ello, la Fundación Alma Amiga, impulsa programas de formación que brinda herramientas a los jóvenes para que, a través del autodescubrimiento de sus talentos y habilidades, puedan mejorar su futuro, con el acompañamiento de los embajadores, voluntarios y grandes colaboradores como Enrique Alberto Romero Domínguez, porque Somos Alma Amiga, Somos Amor Incondicional.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × uno =