Proyectos Humanísticos

Jornada de Donación de Atención a los beneficiario niños y adultos Mayores en Sector La Floresta de Barcelona

Fundacion Alma Amiga La Floresta Enrique Romero 1 - Jornada de Donación de Atención a los beneficiario niños y adultos Mayores en Sector       La Floresta de Barcelona

Fundación Alma Amiga. Prensa.

30/05/2021.- No es sólo sembrar la semilla, hay que regarla, abonarla, velar por su crecimiento  y garantizar que la obra se realice. Para que el árbol sea tal, deben pasar muchas lunas, y nosotros a su lado acompañando el proceso, hasta que sea autosustentable, y no sea ya un beneficiario sino un multiplicador.

Enrique Romero Domínguez

Director Presidente FAA.

Volvimos a la Floresta, porque sólo el seguimiento y consecución sobre los programas de reinserción  y educación no formal, son el rocío para animar la obra que comenzamos en 2020 en el sector la Floresta de El Rincón de Barcelona.

En una zona muy fresca, endelinada por un sistema montañoso de costa, está este deprimido sector del Municipio Simón Bolívar, donde la cantidad de niños y adultos mayores demandan del amor que seamos capaces de darles, porque la necesidad supera la posibilidad. Allí con mucho gusto, visitamos la casa comunitaria que lideran los amigos y voluntarios de nuestra Fundación Sra. Martha Florez y Gustavo Ospina.

Tan pronto vieron que llegamos, salieron a nuestro encuentro con aplausos y sonrisas, porque les habíamos prometido que ese día sembraríamos los araguaneyes. Los llevamos a nuestros voluntarios peluqueros, cocineros, músicos y artistas, para que les brindaran una jornada cultural y aprendieran el Himno venezolano al Árbol letra de Alfredo Pietri y música de Miguel Ángel Granado. ¿Lo recuerdan? Qué hermoso poema que remueve las fibras más prístinas de nuestra niñez.

HIMNO AL ÁRBOL en VENEZUELA

Coro

Al árbol debemos solícito amor

jamás olvidemos que es obra de Dios. (Bis)

I

El Árbol da sombra, como el cielo fe

con flores alfombras su sólido pie

sus ramas frondosas aquí extenderán

y frutos y rosas a todos dará

II

Él es tan fecundo rico sin igual

que sin el mundo sería un erial

no tendría palacios el hombre ni hogar

ni aves los espacios ni velas el mar

III

Ni santuario digno para la oración

ni el augusto signo de la redención

no existirían flores ni incendio ni unción

ni suaves olores que ofrendar a Dios.

Hermosas voces infantiles entonaron este himno mientras las manitas renegridas de tierra cubrían el arbolito y lo regaban con su primera agua, como si estuvieran bautizando orgullosamente esta vida incipiente que decían querían ver muy alto cuando fuesen adultos.

Así como se siembra la ilusión por ver un árbol, se cultiva de igual manera los valores que sembramos en el corazón del niño venezolano que será el ciudadano ejemplar de mañana, en virtud de nuestro programa educativo de Alma Amiga.

La Señora Martha gritó de repente desde la cocina: “todos a comer”, y un glorioso arroz con pollo y pasitas salía de la cocina y llegaba a la mano de los abuelitos que asistieron ese día a este punto de encuentro en la Floresta. Estas sonrisas dibujadas en los rostros fueron la mejor comida para el alma de todo el voluntariado de Alma Amiga que hizo fiesta este día en que nos reencontramos con esta hermosa comunidad.

A todos los abuelitos y niños asistentes se les dio un cotillón de golosinas y artículos de primera necesidad, que son el mejor apoyo en los momentos de crisis para este sector de la población. Siempre que sea posible extenderles nuestras manos para aliviar sus cargas, estaremos visitándoles y llevándoles jornadas de alimentación, salud, cortes de cabello, de animación, de cultura, en fin, todo lo que nos haga sentir que la solidaridad ilumina nuestras vidas como voluntarios.

Estaremos desplegando nuestro equipo en otras comunidades, pero tenemos la certeza de volver a ustedes amigos de la Floresta, para ir regando los retoños de fe y esperanza que en sus campos hemos sembrado. Pronto volveremos.

Somos Alma Amiga, somos Amor incondicional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

9 + 5 =