Forma parte de nuestro equipo de Voluntarios de FAA

La Fundación Alma Amiga nació con la misión de asistir de forma oportuna a las necesidades de la infancia que habita en comunidades de riesgo social, familiar y escolar, y crear un mejor futuro para ello, e invita a todos aquellos que quieran sumarse como voluntario a este proyecto que brinda herramientas para alcanzar la superación personal, alcanzando el auto-descubrimiento de sus talentos y habilidades, facilitando una capacitación para lograr una reinserción con una formación sobre el trabajo en sus entornos naturales.

Cómo trabaja la Fundación Alma Amiga

La organización mantiene una serie de actividades sistemáticas que se desarrollan para llevar cultura, alimentos e inspiración motivacional, cumpliendo con las obras de Misericordia corporal y espiritual, dedicándose a crear momentos felices a aquellos que les pesa la edad, o ver el agradecimiento genuino de los más pequeños al recibir desde el corazón una mano amiga, quienes padecen constantemente carencias en sus derechos básicos de educación, vestido, alimento, consejo y protección.

A través del programa Proyectos Humanísticos, la Fundación Alma Amiga desarrolla actividades y programas que beneficien a la infancia desasistida, para empoderarlos hacia la superación personal y ponerlos al servicio del proyecto social, facilitando una capacitación para lograr una reinserción con una formación sobre el trabajo en sus entornos naturales.

Además, a las niñas, niños y adolescentes que viven en una situación vulnerable, la organización facilita un programa para ser atendidos por un modelo de atención, creado para fomentar una cultura de vida que:

  • Defienda y promueva valores
  • Facilitar su óptimo desarrollo social
  • Combatir flagelos sociales como el aborto y la eutanasia
  • Educar para la integración social progresiva de los beneficiaros del proyecto

La misión principal es empoderar a los jóvenes con el apoyo de los voluntarios y embajadores de FAA, para que mediante su autogestión mejore sus condiciones de vida, y hacerse parte de la estrategia educacional de la institución y continuar con la actividad. Al mismo tiempo que se fortalece a los jóvenes, se fortalece al colectivo y legitimá sus experiencias, desde la identificación de su problemática social, para poner en marcha la mejor solución.

Dentro de los planes y métodos de reinserción de FAA, se brinda una formación ocupacional, activando a sus embajadores para desarrollar sus actividades y conseguir sus objetivos:

  • Realizando diagnósticos comunitarios para identificar e intervenir situaciones de riesgo sobre la población infantil del estado.
  • Hacer contacto directo con la comunidad y sus necesidades.
  • Realizar donaciones que sean capaces de paliar las necesidades básicas de los niños, desarrollar intervenciones recreativas y de forma oral para motivarles, permitiendo el acercamiento a sus realidades sociales y familiares.
  • Proyectar un plan de acción a partir de sus realidades y necesidades de forma personalizada, acompañados de especialistas que permitan encaminar las historias de vida personales, con el crecimiento colectivo en necesidad.
  • Facilitar herramientas en la esfera psicológica y académica, que permitan a los usuarios beneficiados impulsar su historia de vida hacia el bienestar social.

Voluntarios

https://www.instagram.com/p/CTmg4cftNCN/


Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por Fundación Alma Amiga (@fundalmaamiga)

¿Te gustaría ser parte de la Fundación Alma Amiga?

Cuando vivimos en bienestar y abundancia o queremos retribuir la solidaridad que hemos recibido de otros siendo solidario con el prójimo, y despierta la necesidad de ser generosos y hacer de esto un modelo de vida, haciéndonos voluntarios de un proyecto social que haga de este mundo y nuestro entorno más próximo un lugar mejor.

Además, ser voluntario es una actividad que trae consigo grandes satisfacciones personales, como también desarrollas vínculos sólidos de amistad con personas que se identifican de igual manera con tus valores.

La Fundación Alma Amiga, conformada por hombres y mujeres que ponen su tiempo y esfuerzo de forma voluntaria para hacer bien al prójimo, empoderando a los jóvenes dotándolos de herramientas para que descubran sus talentos y sus dones, para alcanzar su autonomía y felicidad, dando el mejor ejemplo de ser venezolano, en el que puedes participar como embajador y como:

Voluntario, quienes hacen posible que llegue la ayuda y realizar los eventos planificados por los directores de área y entrar en contacto directo con los beneficiarios de la fundación.

Influenciadores, son aquellas personas que difunden, publican y anuncian los eventos, encuentros y programas de la Fundación Alma Amiga, manteniendo un nivel de fijación cercana y manifiesta públicamente.

Una vez que decidas iniciar las actividades de voluntariado, se inicia un período de entrenamiento, los nuevos voluntarios obtienen soporte y herramientas necesarias para brindar el mejor apoyo a los beneficiarios de la fundación.

La Fundación Alma Amiga cuenta con un equipo multidisciplinario, y un equipo de voluntarios, embajadores y colaboradores como Enrique Alberto Romero Domínguez, que brindan su conocimiento, su tiempo para asistir a los beneficiarios y definir cuál es la mejor ayuda que se le puede brindar al beneficiario. Además realiza convenios con centros de acopios y administraciones eclesiásticas parroquiales que garanticen que los destinatarios finales sean las personas correctas en el estudio social de su realidad existencial.

Ser Voluntario

Ser un embajador de la Fundación Alma Amiga

Los embajadores de la FAA ejecutan el modelo de atención creado para asistir de forma oportuna a las necesidades de la infancia que habitan en comunidades con riesgo social, familiar y escolar, sobre la base de una estrategia educativa de concienciación de los propios valores inherentes a la naturaleza humana.

El método aporta herramientas (materiales, académicas, espirituales y emocionales), empoderando a los jóvenes para que salga de las situaciones precarias, apoyándolos desde el inicio de forma humana y eficaz, motivándolos a que por ellos mismos salgan de esa situación con su propio esfuerzo, explotando sus propios talentos y fortaleciendo su autonomía.

El método los introducirá en la autoconservación y la asistencia inmediata en sus esferas psicológicas, sanitarias y civiles en general, brindando herramientas, para que un corto o mediano plazo puedan insertarse efectivamente en la sociedad.

Además, un embajador apoya en la consecución de la misión de la fundación:

  • Promoviendo, organizando, fomentando y divulgando la realización de eventos que contribuyan con la formación científica académica de los beneficiarios con asesorías, proyectos e intervenciones que procuren la mejora de toda índole.
  • Organizar jornadas de dotación de materiales mínimos para la convivencia social, a la vez que acompañando a las entregas con una intervención oral de formación humana comunitaria, alcanzando la concienciación de sus beneficiaros y familiares.

La Fundación Alma Amiga procura apoyar en modo sumo la labor de voluntariado y embajadores, en la reeducación que trabajan los agentes, para crear todas las condiciones óptimas en beneficio del prójimo, hacia una mejor calidad de vida. Con este entrenamiento, los nuevos voluntarios obtienen soporte y herramientas necesarias para brindar el mejor apoyo a los beneficiarios de la fundación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

5 × 4 =