Proyectos Humanísticos

Feliz Día de la amistad

WhatsApp Image 2021 06 16 at 2.06.51 PM 1 1 - Feliz Día de la amistad

Somos Alma Amiga, reza nuestro lema. Y allí está contenido el sello que marca nuestra alma. La Amistad.

Ser un alma amiga nos imbuye en el misterioso amor que emana de la amistad, la cual es totalmente metafísica y su fin es superior, por lo cual, vale decir que la amistad del alma, va más allá de la convencionalidad que nos hace pensar que la amistad es una simple relación afectiva con el otro.

La amistad que alimenta el alma, también va más allá de los intereses comunes y la confianza mutua que debe existir en una amistad humana común. La amistad del alma, por el contrario sólo tiene un interés que es intangible,  su asidero es realmente eterno, y la confianza está totalmente depositada en el ser infinito de donde el amor se origina.

La amistad espiritual, su empatía, su afectividad, el respeto que inherentemente se debe manifestar cuando hay amor, arropa a la humanidad, pero su centro está fuera y dentro a la vez, dado que su fin último no tiene espacio, tiempo, ni lugar.

La Confianza de esta amistad del alma, no se aferra a ningún carácter medible, ni siquiera de naturaleza racional.  Tanto la filantropía como el ejercicio de la Caridad, buscan ideales superiores a la propia humanidad; qué bueno que las contiene, pero no agotan su empuje en el ser humano mismo, sino en el inefable misterio de la eternidad.

Los antiguos romanos representaban escultóricamente a la amistad, como una chica con los pies desnudos, que sugería al que contemplaba la estatua o pintura, que no había incomodidad tal, que un amigo no ayudara a soportar para beneficiar a su par. El juramento de unión con la que los amigos se hacen acto recíproco fue muy bien expresado en el arte antiguo; también cuán dolorosa es la traición a la amistad. Estos elementos, nos hacen pensar el fuerte vínculo que se forma de un ser humano a otro cuando se gesta la amistad de modo convencional, porque hay una confianza mutua manifiesta y depositada totalmente en el contingente corazón humano del otro. Por eso, la deslealtad es uno de los despechos más hondos que pueda alguien experimentar.

Un alma, ente espiritual que permite a nuestro espíritu entrar en contacto con la realidad por su propia naturaleza superior, no usa los mismos cánones de amistad que la materialidad supone. Para el alma, la amistad no incluye la deslealtad, porque la meta de toda obra jamás puede contradecirse, ni traicionar. Lo único que mueve a la amistad a hacer, es el amor infinito del amor mismo, y por eso la decepción no entra en juego. Quien apuesta a la amistad espiritual, es para simplemente ganar y acercarse a la misma naturaleza del amor sin fin, por lo que dando por descartado el despecho, sólo queda el chance de seguir amando y seguir sirviendo para que los semejantes alcancen sus puntos de realización.

En Fundación Alma Amiga, enseñamos a nuestros voluntarios y amigos, que no hay decepción en el ayudar de forma desinteresada a los seres humanos, y en especial a los ancianos y niños, porque la recompensa se encuentra ciertamente fuera de ellos. Satisface al alma sobre la tierra las expresiones sensibles de alegría que vemos en sus rostros y oímos en sus palabras, eso nos motiva a seguir adelante, pero sabemos que la verdadera recompensa es invisible y acumulativa en el plano del espíritu. Las buenas acciones hablan de nuestra existencia, hablan de nuestro agradecimiento por la vida y la oportunidad que recibimos de tener una experiencia en este planeta, en este tiempo, en esta circunstancia.

Por eso ser alma amiga, nos lleva insalvablemente al amor incondicional. ¿imaginas eso, sin condiciones? Que ni aún las condiciones adversas de la propia existencia podrán anular el amor que tenemos prometido por hacer el bien. Mayor recompensa, mayor muestra de amistad no existe.

La amistad es parte de la Identidad de ser parte de esta Fundación. Hoy , día en que la humanidad celebra esta virtud humana, hacemos eco de nuestra visión de la misma, para compartir con todos nuestros beneficiarios y voluntarios, que siendo almas amigas, nuestra meta es realmente el amor total que sólo se encuentra en el Ser único que todo lo puede y todo lo da.  Tú sabes el nombre, Él también es el creador de todas las almas amigas, Él es el amor, incondicional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

trece − doce =