Proyectos Humanísticos

FAA: Siembra del Araguaney

Fundacion Alma Amiga Enrique Romero Siembra Araguaney - FAA: Siembra del Araguaney

Siembra un árbol, ten un hijo, y escribe un libro; verás cómo no pasaste en vano por la vida… anónimo.

Fundación Alma Amiga. Prensa.

El Araguaney (Tabebuia Chrisanta) es reconocido en Venezuela como el árbol nacional del país. Y en Fundación Alma Amiga, el día 30 del mes de mayo, día que se ha dedicado al reconocimiento de nuestro Árbol Nacional, visitamos 2 localidades de nuestro Estado Anzoátegui:

               1.- Callejero de Tabera, caserío ubicado en el municipio Bolívar , perteneciente a la Parroquia Naricual, a 13 kilómetros de Barcelona, en donde con el apoyo de nuestro hermano de la Fundación y Acólito cooperador de esta comunidad , se realizó la siembra del Araguaney en el frente de la Iglesia ubicada en la vía de acceso principal a esta localidad; luego de leer la Palabra de Dios Fundación Alma Amiga atendió a 50 niños de esta comunidad rural, repartiéndoles cotillones y explicándoles la importancia del día del Araguaney, como símbolo de la venezolanidad y raíz de nuestra cultura.

               2.- Barrio La Floresta, Localidad de El Rincón de Barcelona, perteneciente a la Parroquia El Carmen del Municipio Simón Bolívar, donde se realizó la Siembra del Araguaney, y se atendieron a 30 niños  y 30 adultos mayores de la comunidad, y contamos con la animación y apoyo de los líderes comunitarios, Sra. Martha Florez y Gustavo Ospina. Se les ofreció a los beneficiarios de esta comunidad adicionalmente, un rato de oración y conversatorio sobre los valores y los símbolos nacionales, una jornada de corte de cabello para niños y adultos mayores, distribución de cotillones y regalo de artículos de primera necesidad, un almuerzo balanceado para todas las familias asistentes y una tarde de música y animación junto a nuestro equipo de voluntarios músicos y artistas. Una lluvia de bendiciones cayó desde el cielo, sentido como un agradecimiento divino para regar los arbolitos sembrados y darle más diversión a nuestros niños participantes.

               “sembremos vida y amor, porque de la tierra se cultiva la vida que sembramos

               con tesón y sacrificio, y de los corazones de los hermanos, el agradecimiento

               que le habla a Dios de nuestro amor por las obras de Misericordia. Siembren

               queridos niños, siembren queridos jóvenes; abuelitos, no dejen de sembrar

               el amor en el corazón de sus hijos y nietos, porque así como estos árboles cre-

               cerán hasta ser símbolos de un país pujante, la semilla que sembramos en el

               corazón y la mente de nuestros semejantes, crecerá hasta la Eternidad”.

Enrique Alberto Romero Domínguez.

Director Presidente FAA

Así completamos esta bella e inolvidable jornada, que nos llenó de gozo y contento. Ver sembrados los araguaneyes, y verlos florear de amarillo en cada mes de mayo, nos recordará el destino fructífero que tenemos siendo operarios de Dios en el Mundo.

Somos Alma Amiga, somos Amor incondicional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × 5 =