Proyectos Humanísticos

El voluntariado estrecha las amistades para toda la vida

IMG 5227 min scaled - El voluntariado estrecha las amistades para toda la vida

Las experiencias que se viven durante un voluntariado son intensas y satisfactorias, y lo compartimos con aquellos que tenemos cerca, que al mismo tiempo nos ayuda a fortalecer un vínculo entre ese grupo de personas, nacido de los intereses y valores comunes que riegan una verdadera amistad, parte de la identidad de la Fundación Alma Amiga, para brindar amor incondicional.

Amistades para toda la vida

Las amistades son capaces de durar toda la vida, aquellas que compartes desde el colegio, el crecimiento y el desarrollo de la madurez, o simplemente aquellos amigos con quienes viviste juntos experiencias que marcaron tu vida, aunque no habléis diariamente. Cuando decidimos realizar un voluntariado implica salir de nuestra zona de confort, para contribuir con nuestras acciones a mejorar un poco el mundo que nos rodea, y nos aventuramos a experiencias nuevas, con personas que se convertirán en nuestros amigos. 

Independientemente del tipo de voluntariado que busques, el poder ofrecer tu ayuda, tu tiempo, tus conocimientos hacia el beneficio de los demás, trae muchos beneficios y satisfacciones, sobre todo al recordar que pusimos nuestro granito de arena para mejorar la vida de alguien, los recuerdos y las sensaciones son inigualables.

Además de ser voluntario, lo que más valoraremos a la larga son los vínculos que creamos con las personas que compartan esta  aventura que emprendemos, estas amistades serán duraderas, que han surgido de un momento feliz, en el que hemos dado lo mejor de nosotros mismos.

Estas amistades que nacen con el voluntariado, surgen de nuestro viaje de autoconocimiento, y que se siente la libertad de experimentar con nuestra propia personalidad, con personas que tengan los mismos valores que tú, y muestran el mismo compromiso humanitario o ecológico, creando intereses comunes que son esenciales para estrechar una amistad, lo que muestra que el voluntariado es una actividad que cambiará tu vida para mejor.

La amistad es parte de la Identidad de la Fundación Alma Amiga, brindando amor incondicional, y que satisface el alma aquellas expresiones de quienes ayudamos, de las expresiones de alegría en sus rostros y se escuchan en sus agradecimientos, una fuente inmensa de motivación para continuar el trabajo.

Las buenas acciones hacia los demás, sobre todo a los más vulnerables, como lo son los ancianos y niños, hablan de nuestra existencia, de nuestro agradecimiento por la vida, y las condiciones que tenemos, así como la oportunidad que se recibe de poder brindar una mano amiga a alguien en este tiempo, en esta circunstancia y en este planeta.

Para el alma, la amistad no incluye deslealtad, por ello cuando trabajamos hombro con hombro por el bien de los demás, hay una fuerte confianza del llevar acabo la misión de ayudar al prójimo, moviéndose a través del amor infinito. La filantropía y la caridad, buscan ideales superiores a la propia humanidad.

Además, el voluntariado nos conecta con otros, con la comunidad para convertirla en un lugar mejor, realizando tareas que puedan marcar una diferencia sin importar si es grande o es pequeña, expresando el amor al prójimo, comenzando con los que están más cerca de nosotros.

217887369 229455135671944 563218656281662476 n - El voluntariado estrecha las amistades para toda la vida
154723010 151909706759821 376949245363689806 o2 - El voluntariado estrecha las amistades para toda la vida

Los valores de la amistad

Todos los humanos se satisfacen de los grandes amigos que tienen, independientemente que sean pocos o muchos, contar con esa persona, es uno de los valores más preciados. Estas amistades se fortalecen con el paso del tiempo, la convivencia puede traer aficiones, gustos e intereses en común, así como el compartir experiencias difíciles o gratificantes, que sabemos nos va a brindar esa mano amiga para acompañarnos.

La esencia de la amistad radica en los valores, que son las bases de todas las relaciones duraderas. Una verdadera amistad trasciende la superficialidad sin quedarnos en lo anecdótico, la broma, el buen momento o pasivamente en disposición para lo que se ofrezca. Por ello, los valores son esenciales para el fortalecimiento de nuestra amistad, entre los que destacan:

  • Coherencia, mostrando una personalidad única con todas las personas y todos los ambientes.
  • Flexibilidad, adaptarnos a distintos ambientes, siendo amable y servicial con todos. Los seres humanos podemos tener amigos con intereses totalmente opuestos, la flexibilidad es ese valor que nos aleja de la exclusividad, y esa diversidad aporta algo distinto a nuestras vidas que cultiva nuestras amistades y nos enriquece como personas.
  • Comunicación, participar de nuestro verdadero yo a nuestros amigos, con sinceridad y honestidad, para que existe un real entendimiento y comprensión. Mantener el contacto frecuente, que muestren un verdadero interés y sincera amistad. 
  • Generosidad, no solo de forma material, sino también con nuestros conocimientos, recursos y cualidades cuando los demás lo necesiten. Dar a alguien sin límites y de forma desinteresada.
  • Lealtad, ser una persona de palabra, que responda con fidelidad a los compromisos que la amistad lleva consigo, no traicionan las confidencias personales de sus amigos. También es hablar claro y ser franco, o corregir al amigo que se equivoca.
  • Agradecimiento, no pensemos en objetos, o devolver el favor en la misma proporción, un agradecimiento de corazón como reconocimiento honesto a la ayuda recibida.

Los verdaderos amigos siempre nos ayudarán a superarnos a vivir mejor, porque el interés está puesto en la persona, no en sus pertenencias, posición o lo entretenido que pueda ser su compañía. La confianza es una de las bases de la amistad, y los valores nos ayudan a encontrar nuevos amigos y mejores amistades, ser un buen amigo es una forma de elevar la calidad de las relaciones humanas con nuestro ejemplo.

Para la Fundación Alma Amiga, la amistad es parte de su lema, contiene el sello que marca el alma de los que pertenecen al voluntariado y están comprometidos como sus embajadores y colaboradores como Enrique Alberto Romero Domínguez. Ser una alma amiga, es imbuirse en el misterioso amor que emana de la amistad, con un fin superior y de esencia metafísica, que va más allá del pensamiento convencional que nos hace pensar que la amistad es una simple relación afectiva con el otro.

team 4529717 1920 - El voluntariado estrecha las amistades para toda la vida
170152643 173331217951003 1618224143313248449 n2 - El voluntariado estrecha las amistades para toda la vida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve − diecisiete =