¿Cómo identificar si tu hijo está siendo víctima de acoso escolar?

Recientemente el acoso escolar cobró otra víctima, un niño de 12 años se quitó la vida en Estados Unidos, a causa del acoso continuo que vivió en la escuela, lo que ha cuestionado a la sociedad completa en cuanto a que grado puede llegar el acoso para que un niño se sienta superado y decida acabar con su vida como única solución. Además, los padres y madres que se preguntan como saber si sus hijos sufren de cualquier clase de acoso. Con este artículo te decimos como identificar cuando los niños, niñas y adolescentes sufren de bullying.

El acoso escolar y su impacto en la vida de los niños y adolescente

Según el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) el acoso escolar es la conducta de persecución físico y/o psicológica que un estudiante realiza sobre otro estudiante de forma negativa, continua e intencionada. El bullying generalmente se hace en grupo, que puede ser por un perpetrador apoyado por un grupo, o un grupo jóvenes que de forma activa participan por igual en realizar el acoso.

El acoso escolar o bullying tiene un impacto significativo en la vida de los niños, niñas y adolescentes involucrados desde el momento en que empieza a sufrir el acoso por el resto de su vida, independientemente que participen como agresores, víctimas u observadores.

La Unicef también destaca que el tipo de violencia con el que se somete a la víctima es relevante porque afecta de forma negativa a la víctima, disminuyendo de forma considerable su autoestima y confianza, lo que puede conllevar a que padezcan de frecuentes estados de ansiedad, depresión, autoagresión e incluso conducir al suicidio, como también agredir considerablemente a otros.

Por todo esto, el acoso o bullying no debe ser considerado como parte de la experiencia escolar, ni mucho menos que enseña a los niños, niñas a ser resiliente, a resistir, defenderse o respetarse, y estas pueden ocurrir en cualquier espacio de la institución educativa, como también a través de las redes sociales, lo que conocemos como el ciberbullying.

Al entender lo duro que puede ser este tipo de experiencia para los niños, niñas y adolescentes, debemos conocer las señales que nos ayudarán a identificar cuando están sufriendo de acoso escolar.

¿Cómo identificar si tu hijo está siendo víctima de acoso escolar?

Hoy en día, el bullying o acoso escolar se ha convertido en uno de los problemas más comunes en las escuelas, y se comienza a ver en grupos de clase con las edades comprendidas entre 3 y 6 años de edad. Por ello la prevención es importante y saber detectar los principales síntomas de alguien que sufre bullying que a menudo pueden pasar desapercibidos.

Primero debemos identificar quienes participan en el acoso escolar:

Víctimas

Agresores

Testigos, alumnos o docentes de la escuela que observan las agresiones.

Como los niños, niñas o adolescentes están viviendo conductas violentas de forma repetitiva y por un periodo de tiempo prolongado sin que nadie intervenga, los familiares deben estar atentos a cualquier cambio de actitud que observen en casa. Algunas de las señales que presentan las víctimas del acoso escolar son:

  • Muestra baja autoestima, inseguridad o timidez, de forma progresiva.
  • Suele estar aislado o aislada de sus compañeros, y amigos de siempre o con la familia.
  • Mostrar reacciones pasivas, provocadoras (imitando a sus acosadores) o reproducir el acoso hacia otras víctimas.
  • Pierde interés por las actividades escolares, como también pide que no lo lleven más a clases, y disminuyen de forma considerable su rendimiento escolar.
  • Puede presentar lesiones físicas, perder sus cosas, o llevarlas rotas. También, suelen pedir dinero porque están siendo chantajeados.

Otros síntomas psicosomáticos que pueden mostrar la víctima son:

  • Alteraciones del sueño
  • Malestar al levantarse
  • Mareos y dolores de cabeza
  • Temblores y palpitaciones
  • Problemas digestivos y desórdenes alimenticios
  • Incontinencia urinaria

Para identificar que el niño, niña o adolescente está siendo acosado a través de Internet, podemos ver estas señales:

  • Aumento o disminución significativo del uso del móvil, tablet, ordenador o cualquier otro dispositivo inteligente
  • Reacciones exageradas cuando usa el dispositivo electrónico
  • El usuario del dispositivo oculta la pantalla cuando otras personas están cercas o evita hablar sobre lo que hace con el dispositivo
  • Cerrar o crear nuevas cuenta en las redes sociales

En cuanto a los agresores escolares, es decir, que los niños, niñas o adolescentes son los que están agrediendo, se puede identificar las siguientes características en su personalidad:

  • Actúan de forma compulsiva buscando reconocimiento y aceptación
  • Manipulan a sus mayores
  • Se comporta de forma agresiva
  • Tiene baja tolerancia a la frustración

Igualmente, los perpetradores asumen esta conducta porque son agredidos en casa, y realizan el acoso como un acto de sentirse poderosos en su entorno y esconder el abuso que ellos mismos están sufriendo. A largo plazo, estos niños o adolescentes son los más propensos a sufrir depresión.

Cuál debe ser la actitud que deben tomar los padres frente al acoso escolar

En primer lugar, no podemos culpabilizar a las víctimasmucho menos los padres deben hacerlo, sino más bien tomar acciones correctivas para superar la situación. Además: 

  • Los padres deben entender que estas situaciones no ocurren porque ellos sean los peores padres, el niño debe sentir confianza y seguridad en su casa y deber haber un clima armonioso.
  • El niño debe saber que no está solo y que siempre puede pedir ayuda, y que va a ser escuchado.
  • Al identificar el acoso debe mantenerse la calma, no le demuestres preocupación. El niño tiene que ver en tu rostro determinación, optimismo y entereza.
  • Los padres deben acudir al colegio y hablar con la persona responsable, y trabajar de forma conjunta para poder solucionar el problema.
  • Se debe poner énfasis a la tolerancia, amistad, y al respeto mutuo para que sean adultos responsables y libres.
  • El hogar es el principal soporte de amor y de la educación de los hijos. Es allí donde aprenden valores y conductas.
  • Se debe evitar las confrontaciones, así como la agresión física y verbal, para que ellos no la imiten.

La Fundación Alma Amiga rechaza cualquier tipo de acoso o violencia escolar y brinda a los niños, niñas y adolescentes apoyo en su formación para la vida, de la mano de sus voluntarios, embajadores y grandes colaboradores como Enrique Alberto Romero Domínguez, junto con herramientas para que a través de su autoconocimiento puedan alcanzar su autonomía, y apoyar a los padres a identificar las señales de acoso escolar y así poder ayudar a sus hijos a superarlo. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

5 × cuatro =