¿Cómo ayudar a los niños a desarrollar su Resilencia?

Cómo no podemos estar con los niños en cada momento de su vida, debemos educar y darles herramientas a los más pequeños para que sean capaces de adaptarse y superar las adversidades, así como responder a los desafíos que se van a enfrentar durante su adolescencia, y desenvolverse con éxito en la edad adulta, siendo más optimistas, enfrentando los retos con otra visión, desarrollando su resiliencia.

En el entorno actual, los niños y los adolescentes necesitan desarrollar fortalezas, adquirir destrezas no solo para enfrentar sino para recuperarse de las adversidades y estar preparados para los futuros desafíos, por ello fomentar la resiliencia, y enseñarlos a ser más optimistas es primordial para tener éxito en la vida.

Resiliencia para los niños

Las dificultades son parte de nuestra vida, y es una parte fundamental de nuestro desarrollo. Algunas personas entre otras tienen mayor capacidad de enfrentarse a las dificultades. Por ello, es esencial entrenar a los niños sobre la resiliencia, para continuar su camino de desarrollo personal con herramientas para enfrentar a las adversidades. 

En física la resiliencia significa para referirse a aquellos materiales que puede reponerse a diferentes esfuerzos o presiones, a los materiales que pueden recuperar su forma tras un impacto. En la psicología, es la capacidad que desarrollamos para reponernos a las dificultades, de saber afrontar los problemas y ser capaces de superarlos.

Esta capacidad de reponernos se debe al conjunto de fortalezas psíquicas y emocionales que hacen posible que nos repongamos con rapidez de los impactos de la vida que nos podemos evadir. Podemos fomentar la resiliencia en los niños, ayudándolos y entrenarlos para que desarrollen fortalezas y sean capaces de enfrentarse a todos los desafíos que se enfrenten.

La resiliencia es una poderosa herramienta que hace a una persona más fuerte y con la suficiente capacidad para enfrentarse y protegerse del impacto de las adversidades:

  • Logrando que desarrollen sus propios recursos personales
  • Ayudarlos a desarrollar sus fortalezas para que logren sus metas y objetivos personales
  • Desarrollar su creatividad en busca de soluciones, así como la tolerancia a la frustración
  • Crear optimismo en los niños, adolescentes y jóvenes adultos

Una forma de conseguir el éxito en la vida es siendo optimistas, por ello es importante fomentar el optimismo en los más pequeños, y ayudar a los niños a reconocer sus habilidades y recursos internos identificando siete de sus características:

Habilidad, como el sentimiento de saber que podemos manejar una situación de forma eficaz, y podemos ayudarlos a desarrollarlas al:

  • Ayudarlos a enfocar en fortalezas individuales y autorizándolos a que ellos tomen su propias decisiones
  • Al proteger a su hijo que no sienta que no lo considera capaz para manejar las cosas
  • Reconocer las habilidades de los hermanos de manera individual y evitar las comparaciones

Confianza, cuando un niño tiene la convicción de sus propias habilidades, derivadas de la capacidad, y esta se desarrolla:

  • Enfocarse en lo mejor de cada niño para que por sí mismos pueda identificarlo 
  • Expresar claramente sus mejores cualidades, como lealtad, integridad, persistencia y bondad
  • Reconocer cuando el niño ha hecho algo bien, y felicitarlo con honestidad sus logros específicos
  • No presionar al niño para que haga más de lo que puede manejar de una forma realista

Conexión, desarrollando vínculos estrechos con la familia y la comunidad, creando un sólido sentido de seguridad que ayuda a guiar hacia importantes valores y evita las rutas destructivas alternas del amor y la atención. Puede ayudar a su hijo a conectarse con otros al:

  • Crear un sentido de seguridad física y seguridad emocional en su hogar
  • Permitir la expresión de todas las emociones de forma controlada, para que los niños se sientan cómodos durante los momentos difíciles
  • Tratar abiertamente el conflicto en la familia para solucionar los problemas
  • Identificar un lugar común en donde la familia pueda compartir su tiempo, haciendo cualquier actividad
  • Fomentar relaciones saludables para reforzar los mensajes positivos

Carácter, fomentando un sólido grupo de enseñanzas y valores para determinar lo correcto y lo incorrecto, además de demostrar una actitud afectuosa hacia los demás, y esto se fortalece:

  • Mostrar cómo puede afectar su comportamiento en los demás
  • Ayudar a su hijo a reconocerse como una persona amable
  • Mostrar la importancia de la comunidad
  • Fomentar el desarrollo de la espiritualidad
  • Promover la tolerancia como valor en la familia 

Contribución, la comprensión de que el mundo es un lugar mejor porque ellos están en él. Estar consciente de la importancia de la contribución personal puede servir como una fuente de propósito y motivación, enseñándo al niño, con:

  • Que muchas personas en el mundo no tienen lo que necesitan
  • Acentuar la importancia de ser generosos
  • Crear oportunidades para que los niños puedan contribuir de alguna manera específica

Enfrentar de forma efectiva el estrés, lo ayudará a estar mejor preparado para enfrentar cualquier desafío de la vida, en la que podemos enseñar a:

  • Modelar estrategias positivas de cómo enfrentar los acontecimientos constantemente, y guiarlos hacia ellas
  • Comprender que el comportamiento negativo y riesgoso no funciona, y entender que es la forma de ellos para liberar su estrés
  • No reprobar su comportamiento negativo y aumentar su sentido de vergüenza

Control, cuando los niños saben que pueden controlar las consecuencias de sus decisiones tienen más probabilidades de saber que tienen la capacidad de recuperarse. Cuando el niño está consciente que puede marcar la diferencia, promoverá la confianza y la competencia sana, para lograr esto, se puede:

  • Ayudar a su hijo a entender que los eventos en la vida no son totalmente fortuitos, y que la mayoría de las cosas son resultado de la toma de decisiones y acciones de otras personas
  • Enseñarles que la disciplina no es sinónimo de castigo y control, sino más bien ayuda a que los niños aprendan que sus acciones producen consecuencias.

Consejos para desarrollar la Resiliencia infantil

Aquí te brindamos 10 consejos para desarrollar la Resiliencia en los niños:

  1. Brindarles apoyo emocional, crear un vínculo de confianza y apoyo para que ellos desarrollen la fuerza que necesitan para enfrentarse a situaciones adversas
  2. Dejar que ellos se enfrenten a sus propios problemas, y enfrenten las consecuencias de sus errores, para que aprendan estrategias de resolución y afrontamiento, manteniendo el control ante el estrés, así aprenderán a ver los problemas como retos y no como amenazas
  3. Deja que poco a poco vayan tomando decisiones, esto los empodera, y los ayuda a desarrollar su capacidad de tomar decisiones adecuadas cuando sean adultos
  4. Ayudarles a reconocer las emociones que sienten, y dejar que las sientan, que no las repriman, sino que las expresen de forma positiva y constructiva, que entiendan que las emociones son algo natural del ser humano y que conocerlas les ayudará a controlarlas
  5. Sé un ejemplo para los niños en la forma de reaccionar ante los problemas, transmite formas positivas y reconstructivas de reaccionar. Enseñarles con el ejemplo que es posible superar todas estas situaciones de forma positiva.
  6. Ayúdales a encontrar, fomentar y desarrollar sus fortalezas, poder desarrollarlas es la base de la fuerza personal de cada uno.
  7. Edúcales en el optimismo y ayúdales a ver el valor de lo positivo, busca las cosas buenas de cada día lo positivo de los problemas.
  8. Ayúdales a creer en sí mismos y tener una sana autoestima, que se sientan queridos por lo que son y no por lo que hacen.
  9. Desarrolla su responsabilidad organizando tareas para ellos, aprendiendo de lo que pueden aportar y les hacer ver como no son responsables de lo que ocurre pero si de sus actos
  10. Crea un clima de comunicación donde se sientan cómodos, hablando cordialmente crean un ambiente de entendimiento y ellos aprenden a usarla

En la Fundación Alma Amiga y sus embajadores, voluntarios y grandes colaboradores como Enrique Alberto Romero Domínguez, brindan herramientas a sus beneficiarios para lograr que puedan enfrentarse a todos los desafíos cotidianos practicando la resiliencia y llevándolo a la acción, y a través del acompañamientoentrenándolos a mantener pensamientos positivos que los ayuden a enfrentar la vida con optimismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

cinco × 3 =