8 de marzo: Día Internacional de la Mujer

El 8 de marzo se celebra el Día Internacional de la Mujer, un día para luchar por la igualdad, participación y su empoderamiento en todos los ámbitos de la sociedad, que lleva una tradición de casi un siglo de lucha por el reconocimiento de sus derechos.

Día Internacional de la Mujer

Este día ha impulsado una serie de movimientos que cada año va adquiriendo más fuerza, llegando a traspasar fronteras, diferencias culturales, económicas, ideológicas y de cualquier tipo. Las mujeres han comprendido que unirse tienen el poder de cambiar el mundo y alcanzar la igualdad en todos los ámbitos de la sociedad.

Aunque aún queda mucho camino por transitar, en tan solo 100 años las mujeres en su lucha han avanzado mucho, logrando que el movimiento del 8M se hace cada año más fuerte y poderoso, como cada una de las mujeres que la componen.

Las mujeres se han organizado creando grupos, asociaciones, fundaciones, ONG’s y mujeres en general que siguen luchando cada año por acabar con las situaciones que más aquejan a las mujeres, como acosos, asesinatos, violencia de género, brecha salarial y desigualdades en todas sus formas.

A estas luchas, algunos hombres han comprendido que el destino de los hombres y las mujeres está unido, entendiendo que la igualdad de género beneficia a toda la sociedad.

Antecedentes del Día Internacional de la Mujer

El Día Internacional de la Mujer fue promulgado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en el año 1975 que coincidió con el Año Internacional de la Mujer y efectiva desde 1977. Sin embargo, este día se ha celebrado desde mucho antes, ha sido una lucha con una cronología de más de 100 años.

Este día encuentra sus orígenes en las manifestaciones de las mujeres que especialmente en Europa, reclamaba a comienzos del siglo XX el derecho al voto, mejores condiciones de trabajo y la igualdad entre los sexos. En un principio las mujeres reclamaban derechos básicos, tales como:

  • Votar en las elecciones
  • Derecho a ocupar posiciones de responsabilidad en política y en la sociedad en general
  • Derecho al trabajo y estudio

El 23 de febrero de 1917, según el calendario juliano, las mujeres rusas se declararon en huelga en demanda de pan y paz, aunque fueron criticadas y menospreciadas para lograr su disolución, la firmeza de las mujeres logró que el Zar se viera obligada a abdicar y el gobierno provisional concedió a las mujeres el derecho de voto, en un histórico domingo, que correspondería al 8 de marzo según el calendario gregoriano, utilizado en otros países.

Hoy en día, el Día Internacional de la mujer se usa para la reivindicación de estos derechos básicos en los países menos desarrollados y otros derechos más avanzados en los países desarrollados, con el objetivo de alcanzar una igualdad efectiva con el hombre.

Además, desde su promulgación en el año 1975, la ONU y cada una de sus agencias han trabajado en la lucha de género de manera incansable, materializando en 1995 con la aprobación de la Declaración y la Plataforma de Beijing, una hoja de ruta histórica firmada por 189 gobiernos hace 20 años, estableciendo una agenda para el reconocimiento efectivo de los derechos de las mujeres, y en 2015 la inclusión del objetivo 5 en los ODS.

Igualdad de género hoy para un mañana sostenible

Este fue el tema central escogido por la ONU para el año 2022, reconociendo la valiosa contribución de las niñas y mujeres en la mitigación y adaptación del cambio climático a nivel mundial. Con ello se alcanzará un futuro más sostenible para todos los habitantes del planeta.

El cambio climático es uno de los desafíos mundiales más controversiales del siglo XXI, con un grave impacto en el desarrollo económico, social y medioambiental de las naciones.

Las mujeres son el sector de la población más marginado y vulnerable, donde se pretende reconocer la valiosa contribución de las niñas y mujeres en la disminución de la contaminación, apuntando a alcanzar un futuro más sostenible para todos los habitantes del planeta.

Las mujeres de todo el mundo dependen más de los recursos naturales, tienen menos acceso a ellos y llevan bajos sus hombros responsabilidades desproporcionadas, como el ser encargadas de asegurar el suministro de comida, agua y combustible.

Por ello, al soportar la carga de los efectos de esta crisis, también es esencial que lideren y dirijan el cambio hacia soluciones, que logren la mitigación y la adaptación climática. Sin la inclusión de la mitad de la población mundial, es poco probable que mañana se hagan realidad las soluciones que nos brinden un planeta sostenible y un mundo en el que haya igualdad de género.

Los voluntarios, embajadores y grandes colaboradores como Enrique Alberto Romero Domínguez de la Fundación Alma Amiga, se unen a la celebración del Día Internacional de la Mujer, reconociendo su papel fundamental para una mejor sociedad, en la familia y educar a los grandes hombres del mañana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

trece − tres =