28 de diciembre: Día de los Santos Inocentes

Cada 28 de diciembre se conmemora como el Día de los Santos Inocentes, recordando a todos los niños mártires del Rey Herodes I, nacidos en Belén menores de dos años, quienes fueron inocentes de todo pecado, en su afán por evitar que Jesús de Nazareth viviera, y por ello se les recuerda este día, como a todos los niños no nacidos.

El día de los Santos Inocentes

El nombre de los Santos Inocentes proviene de la edad temprana menores de 2 años, que sin haber cometido pecado alguno, fueron cruelmente masacrados por el Rey Herodes I El Grande, para deshacerse de Jesus De Nazareth tras su nacimiento. Herodes I era el rey de Judea, Samaria, Idumea y Galilea. Su monarquía se caracterizó por realizar importantes y monumentales obras a nivel de infraestructura, pero también por ser inicialmente implacable con sus enemigos que los eliminaba sin dudarlo.

Al no saber donde se encontraba el niño Dios, ordenó asesinar a todos los niños pequeños para de este modo poder asegurarse que acababa con la vida de aquel que estaba destinado a ser rey de reyes, tal como anunciaban el profeta Miqueas quien para el siglo VIII a. C., la llegada del rey de los judíos, que nacería en Belén, tal como señala en el Nuevo Testamento (Evangelio de Mateo).

Para averiguar y luego mandar a los soldados a matar a todos los niños ahí, incluso fingió con los Reyes Magos, quien les pidió que averiguarán acerca de ese niño y luego ir a adorarlo. Los magos se fueron a Belén guiados por la estrella que se les apareció otra vez, quienes en un sueño fueron advertidos de no volver con Herodes I.

Al no saber donde estaba el recién nacido, Herodes decidió rodear con su ejército la pequeña ciudad de Belény dio la orden de matar a todos los santos inocentes menores de dos años en la ciudad y sus alrededores. En el evangelio de San Mateo, se afirma el cumplimiento del aviso del profeta Jeremías,

«Un griterío se oye en Ramá (cerca de Belén), es Raquel (la esposa de Israel) que llora a sus hijos, y no quiere que la consuelen, porque ya están muertos” (Jer. 31, 15).

Facebook

Conmemorando a los Santos Inocentes

La iglesia dedica la liturgia a todos los mártires de ese día, y utilizan el color morado como símbolo de tristeza por los gemidos y llantos de los inocentes. Se estima que es bastante antigua ya que el rezo y la fecha del Día de los Santos Inocentes se encuentra en el Sacramentario gregoriano, cuya recopilación se hizo a fines del siglo VIII.

Pixabay

Aunque son celebraciones antagónicas entre sí, se piensa que las bromas generalizadas de este día es un recordatorio de los engaños y trucos que tuvieron que ingeniarse los padres y madres para proteger a sus bebés de los perseguidores. También, se cree que se hace una inversión de papeles, permitiendo a los niños hacer cosas que no pueden hacer el resto del año.

Dentro de los actos que se realizan ese día, en Venezuela se celebra el baile de Los Zaragozas, en Sanare, estado Lara, donde personas vestidas con trajes y máscaras multicolores que salen a recorrer las calles desde la madrugada iniciando la ceremonia del rompimientohaciendo cantos de la salve y oraciones frente a un altar de los Santos Inocentes. Posteriormente se celebra una misa en la iglesia y continúan las celebraciones bailando al ritmo del Tamunangue. Esta tradición simboliza la locura de las madres que perdieron a sus hijos durante la masacre de Herodes I.

Common Wikimedia

Este día la iglesia también nos recuerda que tristes historias como estas se han repetido y se siguen repitiendo a través del tiempo, en distintos escenarios, con nuevas víctimas y nuevos Herodes, que causan la muerte de niños en el vientre, de jóvenes y adultos masacrados, o con la eutanasia, o cualquier otro atropello que afecte la dignidad de las personas.

Por ellos en este día debemos recordar a los Santos Inocentes, hacer propósitos por proteger a los niños que son el futuro del mundo, y que no han cometido pecado alguno, por ello la Fundación Alma Amiga recuerda este día, debemos hacer homenaje a estos niños, como también recordar a las madres que sufrieron tan dolorosa pérdida, además, los embajadores, voluntarios y grandes colaboradores, como Enrique Alberto Romero Domínguez, trabajan día a día en la organización por brindar el mejor futuro a los niños, facilitando herramientas que los ayude a alcanzar su autonomía a través del autoconocimiento y poniendo en práctica sus dones, dándoles una mano amiga, porque somos alma amiga, somos amor incondicional.

Facebook FAA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

ocho + uno =