21 de enero: Día Mundial del abrazo

Todos los 21 de enero, se celebra el Día Internacional del Abrazo, conmemorándose el afecto entre las personas, además que son beneficiosos porque reconfortan y crean conexiones con nuestros seres queridos.

Día Internacional del Abrazo

Esta fecha creada por Kevin Zaborney, de origen estadounidense, junto a Adam Olis, quienes mostraron preocupación por las escasas muestras de afecto que realiza la gente en público incluso con los miembros de su familia. A causa de esto crearon una festividad que les brindará una excusa de hacer algo que a todos nos gustaque no es más que dar y recibir abrazos.

Cuando impulsaron esta iniciativa en 1986, la motivación fue la de alentar a que la gente se abrazará más, porque a la sociedad de Estados Unidos le avergüenza mostrar sus sentimientos en público. Su idea fue todo un éxito, y otros países se acogieron a la propuesta hasta convertirla en un día internacional.

Gracias al Calendario de eventos Chase, una publicación que presentaba todas las festividades locales del año y cuyo dueño era el abuelo de una de las mejores amigas de Zaborney, se popularizó este evento que se inició el 21 de enero de 1986 en el pueblo de Clio en Michigan.

Pixabay

Los abrazos son un bálsamo de alegría cuando nos sentimos tristes o pasamos por una mala situación, como también son para expresar afecto y nos llenan la vida cuando los damos de forma altruista sin importar el motivo.

Especialmente a los niños, que reciben, aceptan y sienten los abrazos de forma intensa e incondicional, sin rastro de vergüenza que pueden sentir los adultos, por tratar de mantener las estructuras sociales. Abrazar a un niño, un adulto o un anciano, trae múltiples beneficios tanto para el desarrollo saludable del crecimiento, como para la salud mental, física de las personas que dan y reciben.

Principales beneficios que brindan los abrazos

Además de avivar sentimientos de paz y amor, los abrazos aportan muchos beneficios para la salud mental y física, como:

  • Aportan seguridad, una buena dosis de abrazos diarios, nos ayuda a sentirnos seguros y confiados
  • Provocan placer, debido a que el cerebro segrega dos sustancias como dopamina y la serotonina que proporcionan calma, tranquilidad y sosiego, así como también reducen el estrés.
  • Cubre nuestras necesidades afectivas, se estima que una persona necesita 14 abrazos diarios para sentirse amado. Las personas que no muestran afecto sufren de algo que en psicología se conoce como hambre de piel, y no es más que la necesidad de contacto humano
  • Permiten centrarnos y mantenernos felices y funcionales cada día y así funcionar de mejor manera
  • La mejor cura contra la timidez, permite a las personas tímidas entrar en confianza, ser más abiertos, espontáneos y seguros de sí mismos.
  • Disminuye la presión arterial y la frecuencia cardíaca

Pixabay

Para los niños, mostrar afecto a través de los abrazos, trae consigo múltiples beneficios para el buen desarrollo de su psique, como también:

  • Crea un lazo de confianza con el adulto que brinda el abrazo, haciéndolo sentir seguro.
  • Minimiza el estrés de los niños, que se produce cuando tienen que enfrentar cosas nuevas.
  • Ayuda a los niños a adaptarse a la vida social, porque le da un puerto seguro donde aterrizar, representando un consuelo y ayuda. Mientras abrazos y afecto le muestre los padres al niño, sentirán que pueden tener mayor confianza con ellos.
  • Tiene un efecto positivo en la resolución de problemas, tratando con situaciones de crisis y pérdidas. A veces con un abrazo el niño se sentirá más tranquilo y reconfortado y se olvide de lo que se preocupa, o calmarlos cuando tengan una rabieta.

Pixabay

Dar un abrazo a los niños es un acto de amor.  A los niños más pequeños equivale a actuar de puente entre la vida intrauterina y extrauterina, cuando se abraza a niños mayores es hacerlos sentir bienvenidos. En el caso de los adolescentes, un abrazo supone una afirmación de estar presente, un puerto seguro que está siempre ahí y resiste las tormentas, los adolescentes sabrán que estamos ahí cuando lo necesiten.

Los niños que no reciben abrazos, lloran menos porque piensan que nadie responderá ese grito de ayuda, y toda esta emoción reprimida acumulada e insatisfecha se convierte en reacciones negativas al estrés y la ansiedad. Los niños que no se sienten queridos se vuelven más agresivos y violentos, además de retraídos, con poca confianza en el entorno, e inseguros.

Además, un abrazo a un niño ayuda en el desarrollo de conexiones neuronales. La ciencia considera que los abrazos apoyan a la inteligencia de los niños, debido a una multiplicidad de funciones positivas que las neuronas trabajan activamente cuando se produce un abrazo.

Como celebrar el día Internacional del Abrazo durante la pandemia

Desde el año 2020, el abrazo se ha vuelto complicado, ya que el reducir el distanciamiento entre las personas expone al contagio con el Covid-19. Por ello, podemos ser más creativos al momento de celebrar este día sin correr riesgos sanitarios, y mucho menos poner en riesgo a los seres queridos.

Es posible manifestar el deseo de abrazar a un amigo, familiar o ser querido que vive lejos, ya sea con un gesto o con palabras de cariño, como también haciendo uso de las herramientas virtuales para contactar a esas personas.

Por ejemplo, en las redes sociales en años anteriores han lanzado el #DíaInternacionalDelAbrazo con imágenes de famosos abrazándose en años anteriores, con la esperanza de que algún día lo podamos hacer de nuevo sin riesgo.

El poder de un abrazo se evidencia cuando al sentirse amado, uno considera que emocionalmente estamos salvados, haciéndonos mejores personas y más capaces mientras que por otro lado, ayuda al ser capaz de reaccionar mejor y más positivamente a los estímulos cotidianos.

El abrazo es una forma crear un vínculo de confianza, al mismo tiempo que brinda amor y protección a los niños, niñas y adolescentes, además de los adultos mayores, y desde la Fundación Alma Amiga junto a sus embajadores, voluntarios y grandes colaboradores celebra el Día Internacional del Abrazo, promoviendo el afianzar los lazos afectivos que se estrechan con amor y respeto, para hacer mejores hombres que hagan una mejor sociedad, y un mejor país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

uno × cinco =