Proyectos Humanísticos

18 de noviembre el día de la Virgen de la Chinita

El día de la Virgen de Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá, conocida con cariño como la Chinita, se celebra cada 18 de noviembre en recuerdo a su coronación hace 79 años en el estado Zulia, y para festejar su devoción, y todos los zulianos se dirigen a apreciar la imagen de su patrona ubicada en la Basílica construída en su honor.

La Tablilla de El Saladillo

Según relata la historia en el año 1709 una humilde lavandera de nombre María Cárdenas, quien habitaba en El Saladillo, en el barrio de Nueva Zamora, hacia sus labores en el Lago de Maracaibo, cuando la tablilla le llegó a sus manos, y decidió tomarla y llevarla a su casa, a pesar que no apreció nada especial en ella.

El 18 de noviembre mientras colaba su café, percibió por primera vez la imagen de la Virgen en la tablita, y la colgó en la pared. Pasado un rato escuchó unos golpes como si estuvieran llamando. Se acercó a ver que sucedía y miro con asombro el brillo que emanaba de la tabla, revelando la imagen de la Virgen de Chiquinquirá.

Su reacción fue de inmediato gritar: ¡Milagro!, ¡Milagro!, hacia los vecinos que llegaron rápidamente a su llamado, y fueron testigos de la existencia de la sagrada imagen que aparecía en la tablita.

Se presume que la imagen fue lanzada como un despojo en agua del mar de un saque de algún pirata de la época, se desconoce por cuanto tiempo pudo estar flotando en el mar hasta llegar a la Laguna de Coquivacoa, conocido hoy como el Lago de Maracaibo. La mirada de la Virgen se dirige a la izquierda como indicativo que seguía su camino al lugar donde se encuentra actualmente.

Los pobladores tomaron la tablilla con la imagen de la Chinita y llevándola en hombros la quisieron trasladar hasta la Catedral de Nueva Zamora de Maracaibo, pero durante el recorrido se puso tan pesada que no pudieron continuar, cuando uno de los lugareños dijo, Tal vez la Virgen no quiera ir a la iglesia Matriz y prefiera la de San Juan de Dios; por lo que cambiaron el rumbo y la imagen volvió a su peso normal. Desde ese momento el templo es consagrado como Basílica y es considerada como Patrona y protectora del pueblo zuliano.

La historia llegó al Vaticano y después de constatar su prodigiosa historia, el 16 de julio de 1917 el Papa Benedicto XV dispuso su coronación canónicapara celebrarse el 18 de noviembre de 1942, fecha que se tomó como el día de la celebración para el Día de la Chinita.

La corona de oro de 18 kilates con un peso de 10 kilos, adornada con joyas donadas por familias zulianas; además en el curso de los años, devotos le han colocado todo tipo de prendas en agradecimiento a favores recibidos por Santa Señora de la Chiquinquirá.

Bajada de la Chinita

La Capital zuliana se viste de gala y como cada último sábado de octubre se realiza la bajada de la Chinita, luego de una Eucaristía solemne que se realiza en la plazoleta de San Juan de Dios, oficiada por el Arzobispo de Maracaibo.

El lema de este año 2021 es Familia Santuario Viviente de alegría, amor y humildad, celebrando el Año de la Familia anunciado por el Papa Francisco. La Reina Morena, la Chinita estará acompañada con la imagen de su esposo San José, patrono de la iglesia Universal.

Este año se cumplen 312 años de la renovación mariana y 79 de la coronación canónica de la Chinita, como también la Sociedad Religiosa Servidores de María cumple 120 años de fundada. Tras el descenso y encuentro con la feligresía, solo será llevada en recorrido por el transporte especial conocido como María Móvil. Desde el domingo 31 de octubre hasta el 16 de noviembre se realizará una procesión lacustre.

El templo se preparará al finalizar la procesión para la preparación de la solemnidad, y el 18 de noviembre se realizará la misa pontifical. Las actividades concluyen con la aurora chiquinquireña, y los 4 mantos que lucirá la Dama del Saladillo ya fueron bendecidos por el arzobispo de Maracaibo. 

La Fundación Alma Amiga se une al regocijo de celebración de Nuestra Señora de la Chiquinquirá, patrona del estado Zulia, junto a sus voluntarios, embajadores y grandes colaboradores como Enrique Alberto Romero Domínguez, para lograr la salvación de todos los hijos de Dios, a donde acuden miles de peregrinos en su fiesta patronal celebrada el 18 de noviembre, donde con toda su majestuosidad sale en procesión junto a sus feligreses que muestran su devoción, y a las que se le atribuyen multiplicidad de favores y milagros que han sido exaltados en hermosos vitrales en la misma Basílica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciseis + 17 =